4 dec, 2016

LACTATIO y CARITAS


Al tratar el tema de la Navidad  ya comentamos la iconografía de la Virgen de la Leche que en Bizancio recibía el nombre de Galaktotrafousa, también se denomina Virgen Nutricia, Virgen del Reposo, Virgen de la Humildad cuando la lactancia tiene lugar en un descanso de la huida a Egipto.
El acto de la lactancia materna fue tema habitual de la Antigüedad y en distintas culturas
Desde la tradición egipcia pasaría al mundo copto y al cristianismo. Las primeras representaciones las encontramos en las catacumbas, como esta de la catacumba Priscilla (s.II) en Roma, representando una iconografía que tendrá continuidad en el tiempo.
Bien, hasta aquí nada original. Pero cuando la leche virginal se derrama sobre los devotos y piadosos de la Virgen, nos encontramos ante imágenes bien chocantes. No olvidemos que esta iconografía hay que ponerla en contacto con la cristianización del mito griego del nacimiento de la Vía Láctea.
Veamos. El alimento místico responde a una devoción popular que se extendió desde finales de la Edad Media como símbolo de la maternal misericordia -en este caso de María- hacia sus hijos -entiéndase, los fieles-. La Contrarreforma la consideró una iconografía poco decorosa por lo que acabó desapareciendo a finales del XVI.
Puede actuar como mediadora salvadora de las almas del purgatorio, Virgen del Sufragio, como en esta representación (1517) de  Pedro Machuca, en la que tanto la Virgen como el Niño-con aire juguetón- aprietan los senos femeninos para derramar el líquido redentor sobre las ánimas condenadas que abren desesperadamente la boca recibir la purificación

En cambio en la tabla central del Retablo de la Virgen de la Leche (1410) de Antonio Peris, las gentes del pueblo piadosamente acuden con todo tipo de recipientes ansiosos por recoger las gotas caídas

El tema derivó a la lactatio de santos concretos. Particularmente repetida fue la de san Bernardo de Claraval que según la hagiografía recibió en sueños leche de una imagen de la Virgen que le otorgaba así la elocuencia necesaria para la predicación.
El tema tuvo largo predicamento (a la izquierda representación del siglo XIII) hasta también acabar por desparecer con la Contrarreforma. Seguramente la obra más conocida sea esta de Alonso Cano en la que el milagro es contemplado por un cardenal que une sus manos en oración.

Pero hubo muchas representaciones de estas místicas visiones, aunque a veces no parecen tan místicas, repitiendo el mismo esquema: la Virgen con el Niño en brazos oprime con una mano su pecho para dirigir -lo más correctamente posible- un chorrito de leche a la boca del santo vestido con su hábito blanco cisterciense.

El asunto aún tuvo sus réplicas en otros santos: San Pedro Nolasco, en las que el anciano monje se alimenta directamente del pecho mariano al tiempo que Jesús, o en San Cayetano, donde el santo desmayado recibe el alimento divino

Sin tener relación exacta con las lactationes, el arte refleja como la sangre de Cristo redime al hombre de sus pecados. Es lo que observamos a menudo en la Crucifixión cuando los ángeles recogen piadosamente la sangre que mana de su costado (abajo, fragmento de Benozzo Gozzoli y Giotto) o más milagrosamente por san Francisco (Luca Crivelli)
Pero, Jean Bellegambe, un pintor francés del XVI, le da un giro al tema en dos trípticos. En el de la Sangre de Cristo, los ángeles recogen de la fuente mística la suma de la sangre que brota del costado de Cristo y la leche que mana del seno de María, para verterla sobre las almas del purgatorio. En el del Baño Místico, son los fieles quienes se zambullen directamente en la fuente con la sangre de Cristo -ayudados por la esperanza, a la derecha, y la caridad, a la izquierda-. Si prescindiéramos del contexto, la alegría y el afán en el aseo podrían más bien parecer la fuente de la eterna juventud.



Volvamos al principio, si ya sabemos que la Lactatio es un tema de origen pagano, su cristianización convivió con otro de la misma procedencia, el de la Caritas romana.
El escritor romano Publio Valerio Máximo en los nueve libros Factorum et dictorum memorabilium (Hechos y dichos memorables) dedicados al emperador Tiberio y escritos en torno al año 31, intenta ensalzar las virtudes romanas por medio de anécdotas y relatos tradicionales o extraídos de historiadores y filósofos. 
Entre las historias recogidas figura la de Cimón y su hija Pero. El padre, Cimón, estaba en la cárcel en espera de su ejecución, sin recibir alimento alguno, pero es precisamente su hija quien lo nutre con la leche de su pecho. Cuando un guardián descubre la piadosa estratagema, todos admiraron la bondad y devoción filial de la joven hasta el punto de que los jueces perdonaron y liberaron a Cimón.
Como símbolo de la caridad, una caridad pagana, el episodio caló  en múltiples ocasiones en los siglos XVII y XVIII

..............................



En fin, también la mitológica leche salvó a ciertos héroes de las amenazas de muerte que les acechaban en su nacimiento. La de la cabra Amaltea, que alimentó a Zeus en la isla de Creta o la de la loba Luperca que en una cueva entre las colinas de los montes Palatino y Capitolio permitió sobrevivir a Rómulo y Remo.




26 out, 2016

REGRESO Ó PRESENTE: APROPIACIÓN


 "Un bo artista copia, un gran artista rouba", Picasso

O emprego de obxectos preexistentes ou de imaxes do pasado para xerar unha nova ou simplemente copiala con outro/mesmo estilo, é unha tendencia denominada apropiacionismo que se desenvolve desde os 80 do pasado século no marco da postmodernidade. Enmárcase na ruptura do vangardismo entendido como unha dinámica continua de innovación. Xa que todo está feito non se pode continuar nunha carreira sen tregua cara adiante,  hai que cuestionar o pasado reinterpretándoo con novos significantes acordes ó momento presente.
É unha das tendencias -como o Land art, por exemplo- que cuestionan o obxecto artístico para centrarse na idea e  nas intencións do artista- neste senso son neoconceptuais- e polo tanto non ten que ser orixinal.  Importa o que elixe e como o presenta.Se o mercado capitalista e as institucións son os que revisten o obxecto dunha aura de xenialidade e orixinalidade,  ó se apropiar deses obxectos artísticos suprimen a tan excepcional aura que os reviste. En definitiva, os desmitifican restándolle o seu carácter "sublime".
O xogo consiste en descontextualizar un orixinal -ás veces chocando cos dereitos de autor- en combinacións imposibles, por exemplo imaxes do barroco e do pop art coa street art e a publicidade, dos medios de comunicación, dar un tratamento diferenciador ou, simplemente, parodiar.. A miúdo subxacen presupostos reivindicativos como o feminismo ou ou propostas críticas como contra da sociedade de consumo.
Por suposto non se trata de algo totalmente novidoso, as formulacións dos ready-made, do object trouvé, dos fotomontaxes, dos collage, do ensamblaxe ou do reciclaxe (disto temos falado nesta entrada) son igualmente modos de apropiación. O mesmo significado poden ter as interpretacións e variacións que uns autores fan de outros, por exemplo Picasso e as Meninas, se ben nestes casos o autor procura reinterpretar a mesma obra cun estilo persoal, non hai imitación.
Podemos encontrar obras baseadas na apropiación en todos os campos, desde a fotografía (Vogue Like a Painting) ó cine (Ken Jacobs presentou Perfect Film como obra propia cando realmente se trata dun metraxe -encontrado nun contedor- de declaracións sobre Malcon X feitas na televisión), desde a música (o Dies irae gregoriano repítese en variadas composicións) á publicidade (exemplos) e por suposto no campo que nos ocupa, nas artes plásticas.
Cando no libro de Borges, Pierre Menard autor del Quijote, este non quere imitar ou copiar o libro orixinal senón escribir un texto da súa autoría e desde a súa experiencia que coincida exactamente coa obra de Cervantes, estamos diante dunha reescritura "orixinal" que se asemella ós presupostos apropiacionistas.
As fórmulas escultóricas e pictóricas son moi diversas, como vemos nestas obras elixidas a título de exemplo.


Kathleen GILJEEEE, formada en Italia no campo da restauración, optou polo apropiacionismo nos seus propios traballos Comezou coa introdución de pequenos petimenti, seguiu coas restauracións e revisións contemporáneas -actualización da imaxe con trazos culturais do presente- e coas investigacións e comentarios históricos -reinterpretación do que a obra podería ocultar presentado a través da radiografía do lenzo orixinal-. En conxunto a súa obra está sustentada por unha reivindicación feminista, así na serie de 48 mulleres tomadas dos retratos de John Singer Sargent, as protagonistas perden as súas elegantes roupaxes para presentarse, con lixeiras variacións, espidas e amosar o seu ser.
Na imaxe da esquerda, na obra de Artemisia gentilleschi (Judit decapitando a Holomernes) substitúe a Judit polo seu propio autorretrato e a Holofernes por un gran galo, ¿toda unha declaración de intencións!


Un gran salto adiante deuse coas técnicas de photoshop (ver Bénédicte Lacroix) e a distribución das composicións a través das redes sociais. Xa non se precisa un gran dominio técnico para reproducir os grandes mestres, tan só imaxinación e creatividade para mutar os contextos nos que se desenvolvían as figuras clásicas. Os resultados son distintos, pero encontramos mostras interesantes e divertidas.


ALEXEY KONDAKOV é un artista ucraniano que realiza, por medio de photoshop ou similar, unha xustaposición entre o pasado e o presente. A serie denomínase Historia da arte na vida de cotío (ver en Facebook) pois os protagonistas de cadros clásicos saen do lenzo orixinario para presentarse en espazos actuais. O resultado é unha especie de collage sorprendente e divertido: deuses ou mortais desenvolven as mesmas accións que calquera cidadán de Kiev que é de donde toma o marco da escena. Así vemos unha Magdalena aburrida nunha cafetería (fig 7), os Embaixadores que van de copas (fig 8), Diana de compras nun supermercado (fig 11), A Virxe viaxando en autobús (fig 1 e fig 9). Se pasas o rato pola imaxe verás a obra orixinal.

1 2
3 4
5 6
7 8
9 10
11 12  
13 14
   15 11


GABRIEL NARDELLI, segue o mesmo esquema. As figuras incorpóranse ós espazos públicos, agora de calquera lugar do mundo, de Nova York a Barcelona ou de Londres a Rio de Janeiro. Podes ver máis exemplo do  The Canvas Project  en Instagram ou en  Facebook. Ó pasar o rato verás o autor da obra da que toma a figura



MARCO BATTIGLINI  interactúa a arte clásica coa cultura pop e arte urbana, engadindo estéticas contemporáneas como os tatuaxes.  Eclecticismo estilístico e divertimento, arte elitista e arte popular, alteración de significados, convivencia de opostos ou quizá un pastiche postmoderno. Na imaxe 1 xustapón partes de obras distanciadas no tempo: a Venus de Urbino (1538) de Tiziano -agora con tatuaxes e cabelos tinguidos- e Os románs da decadencia (1847) de Thomas Couture, engadindo un muro de graffiti;  imaxe 2 tomada da Alegoría do triunfo de Venus de Bronzino; imaxe 3, do Arcanxo san Miguel e os anxos caídos de Luca Giordano, aquí o santo coa insignia de Superman; imaxe 4, da Alegoría das artes de Pompeo Batoni e o retrato de Marilyn de Warhol.




Leo Caillard  leva a cabo  un proceso de fotomontaxe fotográfico con fotos de esculturas clásicas do Louvre e fotos  de persoas -normalmente amigos- adoptando a mesma disposición, e vestidos á moda. ¡Todo un new look!, de feito a serie leva o nome de Hipsters in Stone.
 


Así locen Meleagro e o deus Aristeo (a partir das  obras de Boizot e Bosio)


Por suposto, tamén magníficas apropiacións na street art









Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

  © Blogger template 'Solitude' by Ourblogtemplates.com 2008

Subir